Desde que en Abril de 2013 se desplomaran las 9 plantas de la fábrica situada en Daca (Bangladesh), causando el mayor accidente textil de la historia con 1.127 muertos y 2.438 heridos, sale a la luz el secreto a voces que esconde el sistema de producción textil: la precariedad laboral (salario mínimo, jornadas laborales infrahumanas, condiciones de baja salubridad e higiene) en los países menos desarrollados de trabajadores que fabrican para  marcas muy conocidas de Occidente (ya sea a través de proveedores o a través de subcontratación). Curiosamente, después de la catástrofe, numerosas marcas conocidas entre las que se encuentran: Primark, H&M, Benetton, Mango, y el gigante Inditex firmaron un Acuerdo creando un fondo fiduciario para compensar a las víctimas de la catástrofe.

bangladesh

Actualmente, la mayoría de empresas del sector textil aprovechan las ventajas en costes de mano de obra que proporciona la deslocalización, es decir, trasladar las fábricas a estos países. El salario base en Bangladesh se sitúa alrededor de los 5.300 takas (50,15 euros al mes).  Pero, ¿hasta qué punto el dinero sobrepasa la ética? ¿quiénes son los responsables de estas situaciones?: ¿las firmas de moda?, ¿sus proveedores?, ¿las empresas subcontratadas?, ¿o los consumidores que no nos preocupamos por saber de dónde vienen las prendas que compramos?

Algunas firmas están intentando renovar su imagen presentando colecciones de moda sostenible. Por ejemplo, H&M ha creado “Concious Exclusive”, firma realizada con tejidos orgánicos y reciclados. Pero, ¿quién fabrica estas prendas? ¿siguen fabricándose en Asia aunque estén hechas con tejidos orgánicos?

hm_conscious_

Todas aquellas personas a las que les inquieta y preocupa la moda sostenible celebran en conmemoración al trágico accidente y para reivindicar y denunciar las condiciones laborales de otros países el Fashion Revolution Day, un movimiento global presente en 66 países y en el que se han integrado diseñadores, marcas, minoristas, prensa, productores, académicos, organizaciones e instituciones que luchan por una auténtica reforma de la cadena de suministro de la moda con el claim: ¿Quién hizo mi ropa? (Who made my clothes?). 

En Andalucía, la Asociación de Moda Sostenible (AMSA) fundada por la abogada Silvia Muñoz, celebra también este día y nos invita a todos a formar parte de este pensamiento positivo y ser más conscientes del medio ambiente y de las malas praxis y condiciones laborales en la industria textil, fomentando sobre todo la producción local; firmas como Loewe o Chanel encargan fabricar sus bolsos a trabajadores en Ubrique (Cádiz), localidad que destaca por la marroquinería y el trabajo de artesanía de la piel.

ubrique-cadiz

Las etiquetas de las prendas están a disposición de todos y en la conciencia de cada uno está comprar prendas “Made in Spain” o “Made in Bangladesh”, ya sabes lo que hay detrás…

Para terminar os dejo con una frase de la diseñadora británica Vivienne Westwood: “Compra menos y elige bien”.

Escrito por Patricia Eseefe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s