¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir: “Oh no!, otro correo de esta marca”?

Esta situación ocurre habitualmente cuando por ejemplo, se reciben 10 ofertas de la misma marca en el mismo día ofreciendo un -10% de descuento en compras de artículos seleccionados.

El e-mail se ha convertido en una herramienta de marketing online para las empresas de moda. La forma más conocida de envío se realiza a través de boletín informativo o newsletter que se manda a una lista de clientes que forman parte de la base de datos interna o externa de la empresa. Pero, ¿hasta qué punto es legal el envío masivo de correos publicitarios o comerciales, o lo que se denomina e-mail marketing o mailing?

Hoy trataremos de resolver esta cuestión porque la clave de todo esto se encuentra en el consentimiento. En España la LSSI (Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico) regula este aspecto y se refiere a la necesidad de que el cliente manifieste un consentimiento expreso (Opt-in) “que exige la manifestación de una voluntad libre, informada, específica e inequívoca, que no deje lugar a duda, de aceptación del envío de comunicaciones comerciales realizadas por correo electrónico”.

emailmarketing-fashiondigitallaw.jpg

La LOPD (Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal) también se debe tener en cuenta a la hora de recabar los datos de los clientes en la base de datos de la empresa, ya que hay que informar del uso y del tratamiento de esos datos y del fichero dónde se contienen. Asimismo se deberá notificar la existencia del fichero a la Agencia Española de Protección de Datos (y realizar un registro actualizado de los datos contenidos en el fichero): indicando quién es el responsable del fichero, la finalidad del mismo, su ubicación, tipos de datos de carácter personal, entre otros. A partir de Mayo de 2018 el Nuevo Reglamento de Protección de datos refuerza la ley actual y se convertirá en obligado cumplimiento (VER MÁS )

Otros tipos de consentimientos legales, además del expreso son:

  • Consentimiento comunicado (Opt-in-Opt-out): el cliente acepta su inclusión en la base de datos, se le remite un e-mail de confirmación y se le deja claro la posibilidad de darse de baja.
  • Consentimiento reforzado (Doble-Opt-in): el cliente solicita el registro a una lista y se le envía un e-mail de confirmación y una vez que se responde al e-mail, pasa a formar parte de la lista de la base de datos.

Para terminar, os dejo dos cuestiones que debéis preguntaros para saber si estáis haciéndolo bien como empresa, desde el punto de vista legal:

¿Mi cliente ha dado su consentimiento aceptando recibir comunicaciones o promociones vía e-mail? ¿Mi cliente se ha suscrito a newsletter para recibir comunicaciones?

Si de alguna de las anteriores preguntas obtienes una respuesta afirmativa, es totalmente legítimo el envío de e-mails, incluso aunque muchas veces resulten pesados, porque siempre debes informar en los correos cómo poder darse de baja de manera sencilla a esta lista, y el cliente decide hacerlo o no, teniendo la última palabra.

Cuida de tu cliente porque como Marc Jacob dice: “El cliente es el filtro final”.

Escrito por Patricia Eseefe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s